Por ese “ASKLDJALSKJ” que tuvo sentido el día que conocí a mis Oppas…